Felix Garcia Salsa Madrid - Relatos Salseros (i)

Félix García: El bailador y el RRPP (Parte 1 de 4)


Vivimos la época dorada de la salsa en Madrid, y si alguien abrió las puertas a todo lo que había fuera que nos era desconocido al principio, para enamorarnos más aún de la salsa, ¡ese fue Félix García y su Simposium de Madrid!

Mara Paz


Félix se borró inteligentemente del mapa salsero, justo cuando el low cost aterrizaba con fuerza. No quiso ver ni ser parte de esa decadencia masiva… que vivimos hoy.

Enrique Solla


Félix fue un pionero que trajo a los mejores del mundo de la salsa a los simposiums, incluido el mismísimo Eddie Torres. La Riviera fue La Meca de la salsa.

Francisco Uceta


El simpo fue un referente como congreso en España en esa época, y Félix rompió una lanza a favor de la salsa en toda regla.

Ali Arcos


Relatos Salseros: No había oído hablar de Félix hasta que Francisco Uceta le mencionó en su relato. Hacía unos simposium impresionanes, narraba.

Más tarde, leyendo Fuego en el 23, de Enrique Solla, me di cuenta de que para los que llevan tiempo (desde el principio) bailando en Madrid, se trata de una leyenda.

De hecho, una escena preciosa del libro, muy ambientado en los simposiums de los que se hablará en esta serie de relatos, que comienza de esta forma:

Fuego en el 23 Enrique Solla - Felix Garcia 1 - Relatos Salseros

Fuego en el 23 Enrique Solla - Felix Garcia 2 - Relatos Salseros

Mara Paz participó en todos sus simpos, y cuando habla de ellos se aprecia que lo hace orgullosa de haber tenido ese privilegio.

Después de conocer todo lo que hizo desde finales de los 90 hasta 2010, me atrevería a decir que ha sido uno de los responsables de que Madrid haya estado a la cabeza de Europa en eventos de baile latino, y sin duda es uno de los máximos exponentes, si no el mayor, de la historia de la salsa en Madrid.

Gracias a Paco (Uceta) y a Ali Arcos, bailadores legendarios del circuito salsero madrileño, he podido entrar en contacto con Félix.

El 15 de julio en una cafetería de la zona norte de Madrid ciudad con varias cervezas sin alcohol, y el 17 en su casa con un café, llevamos a cabo este relato.

Relato Felix Garcia (1) - Relatos Salseros

Relatos Salseros: ¿Empezaste bailando o eras hostelero?

Félix García: Conocí la salsa viviendo todavía en Bilbao, en el 89 o 90. Venía a Madrid esporádicamente y salía por Salsipuedes o Salsaparking,

Me volví a vivir en el 92, que fue el año que abrieron Masái lo que hoy es El Son, y ahí empecé a engancharme definitivamente. Había ya locales muy chulos, y el público era mayoritariamente cubano.

En la calle San Vicente Ferrer estaba La Habana, que me encantaba, Caribe Plaza en Serrano Jover y lo llevaba el padre de Roberto Timaná,

Los españoles que iban a esos sitios eran una mezcla rollo cultureta, que habían viajado a Nueva York, gente del latin-jazz y otros bailones inquietos que descubriamos ese apasionante mundo del baile latino. Era un ambiente súper distendido.

Cuando lo conocí, quise aprender a bailar y lo hice bailando. Entonces no se solian tomar clases de salsa, hasta el congreso de la gira mundial de Bacardí del año 2000 en Valencia, con Johnny Vázquez, esa fue mi primera clase.

Carolina y Xenia Felix Garcia - Relatos Salseros
A la izquierda, con Carolina Cerisola. A la dercha, con Xenia, de la Secta Salsera.

Hablas de salsa, no de bailes de salón.

Sí. Es más, no había ni bachata, era todo salsa y merengue, y no había casi profesores.

En el 93 inauguran Ozona, que se convirtió en uno de los grandes templos de la salsa en Madrid.

Entre el 92 y el 95 empieza a abrirse un circuito muy potente: Empire los lunes, Chic Bianco los martes, Mogador los miércoles en Magallanes. Es la eclosión a nivel de locales, de nivel de baile, un ambiente bestial.

Paralelamente empezó La Riviera los domingos en verano, con el techo al aire libre. Llegaría a haber más de 20 salas de salsa entre Madrid y alrededores.

Se bailaba salsa cubana, y la rueda cubana era el top, para cuando uno tenía ya el master, no como ahora que es casi para empezar. Se metían sólo los cubanos y tenían mucho nivel, era súper difícil entrar.

En 1995 yo salía a bailar todos los días de la semana.

A partir de ahí o ya en el 96 empezaron los concursos, los rones empezaron a patrocinar, Ron Pampero, Ron Havana.

Las 2 salas emblemáticas eran Ozona y La Riviera, y ya había mucho público español con buen nivel, entonces se consumía mucho, gracias a lo cual era un negocio rentable. Era un ambiente social en el que enseguida te acogían aunque no bailaras. A penas había escuelas.

En el 97 participo en el concurso de Ozona y en el de La Riviera, que era casi todo gente de Madrid aunque se llamasen campeonato de España. Era improvisación todo, no coreografías, y no elegías tú la música.

Quedé 2º en los dos, y a raíz de ahí empecé a recibir ofertas para trabajar de RRPP, hasta que Valdo, que llevaba Azúcar (viejo), me dice que va a abrir una sala en la que busca un ambiente mas selecto y relaciones publicas españoles.

Yuni Ivonne Reyes Felix Garcia - Relatos Salseros
A la izquierda, con Yuni. A la derecha, con Luis San Juan, Ivonne Reyes, y Ray.

En el 99 la mayoría de los RRPP eran latinos (cubanos, dominicanos…). Luego estaban los sitios de la calle Orense.

En Madrid había dos tipos de ambiente, el de Ozona y similares con mucho publico español y cubano principalmente, y otros más frecuentado 100% por público dominicano o colombiano. Había también sitios así por Carabanchel.

Salsódromos… los de la calle Orense fueron la continuación a los sitios de bakalao, que a su vez lo fueron de la época dorada del pop español de finales de los 80 en la movida madrileña.

Lo de los 2 tipos de ambiente sigue así ahora.

Acepté la oferta de Valdo y comencé trabajando con la inauguración de Tropical House en la Plaza de los Cubos, y ahí empezo mi faceta profesional en esto. En un principio con miedo de perder la pasión por el baile si lo veia como un trabajo y no como diversión.

La sala tardó en arrancar, pero terminó siendo un éxito, con mucho nivel de baile y ya por entonces se empezaba a incorporar bachata en las sesiones.

Presentando artista en Simposium 2008 Felix Garcia - Relatos Salseros

¿Cómo lo movías sin redes sociales?

No había casi ni teléfono móvil. Eran flyers que se repartían por escuelas, y luego con tu círculo de confianza. Entonces el RRPP era el que movía a la gente hacia la sala.

Los RRPP cubanos y dominicanos movian la sala, bailando y haciendo animaciones, Entonces comenzaron a incorporarse RRPP españoles para mover el publico fuera de la sala, por escuelas principalmente.

Ese año 97, también comencé a poner música los jueves en una discoteca de Alcorcón que se llamaba Trópico Utópico. Además, también impartía clases de salsa cubana en un local de Fuenlabrada que se llamaba Montuno.

Alumnos Montuno Felix Garcia - Relatos Salseros
Con sus alumnos

Paralelamente en Madrid, empezaron a crecer las escuelas los años 95 a 98. También profesores como Tony Escartín, que iba a Nueva York a recibir clases de Eddie Torres y otros grandes, y luego formaba a profesores de España.

Volviendo a Tropical house, el propietario de Retro Ferraz le ofrece a Valdo llevar la sala, a lo que unos cuantos le acompañamos. DJ Levy, por ejemplo, prefirió quedarse en un principio, aunque posteriormente se incorporó al equipo.

DJ Levy y Felix Garcia - Relatos Salseros
Con DJ Levy

Aquello no terminaba de arrancar a los 11 meses, mientras que a la par no paraban de abrir locales de salsa, que eran un negocio emergente porque en esa época se consumia mucho.

Valdo se marcha a otra sala, y Eulogio Navalpotro nos ofrece a Roberto Timaná y a mí llevar la sala Retro Ferraz con Ricardo Ergido como Jefe de Sala. Aceptamos y le cambiamos el nombre a Ramdall. Era finales del 98, y aquello arrancó con un público caché, ambientazo, y nivel de baile.

Ramdall Felix Garcia - Relatos Salseros
En Ramdall. Arriba a la izquierda, con DJ Levy, arriba a la derecha, con Javier Cuevas. Abajo, con público de la sala.

En verano del 99 me ofrecen llevar La Rivera los domingos por la noche, con DJ Levy que ya estaba con nosotros en Ramdall. Empiezo con ello trabajando por objetivos, lo que fue una novedad para entonces.

Flyers Ramdall Felix Garcia - Relatos Salseros

Contacté con escuelas grandes, y les ofrecí hacer allí sus fiestas de fin de curso con catering y demás. Luego se abría para el público con la sala ya ambientada con cientos de personas.

En La Riviera, cualquier domingo había entre 800 y 1000 personas bailando.

Ramdall por su parte seguía llenándose, en 2001, comenzamos a fomentar la salsa brava acompañando a la romántica, que era la habitual. No era muy dura tampoco: Fania, Willie Rosario, Rubén Blades, El Gran Combo, Sonora ponceña

(Adelanto de lo que viene en próximas entregas)

(Acceder a Parte 2: El Campeonato Ron Brugal)

(Acceder a Parte 3: El Simposium)

(Acceder a Parte 4: Epílogo)