almazen de los sentidos madrid - relatossalseros.wordpress.com

AlmaZén de los sentidos Madrid

Volver al índice  Ir a la web de la sala   Ir a la web de La mafia del guaguancó   Ir a la web de la Rueda AlmaZenada

Conocí su sesión La mafia del guagancó en diciembre de 2017, y a partir de ahí, he ido siempre que he podido. la última, la de septiembre de 2019.

Situado en Las Rozas, y no especialmente grande, pero mi impresión ha sido que la de merecer mucho la pena. Sesión vespertina, a eso de las 7 o 7 y media, los talleres terminando y a continuación 3 horas de salsa dura en su totalidad, incluyendo algún chachachá y algún bolero.

Cuando digo salsa dura me refiero a todas sus variedades: guaguancó, mambo, big-bands, etc. ambiente espectacular. Junto con El Ratón, allí me ha parecido ver de los mejores niveles de baile que he visto en todo Madrid (en mi opinión, superando a Pincel).

Gente que no hace figuras: gente baila, hace movimientos, pasos libres, se deja llevar, disfruta… en tiempo 1, en tiempo 2. la atmósfera de felicidad que he visto respirarse allí, me ha parecido muy digna de conocerse.

De hecho, alguna vez que he estado, me ha parecido una locura salsera. la gente haciendo todo tipo de expresiones corporales, fantasías, disfrutando como si no hubiese un mañana. Enrique Solla bailando él solo desde la puerta (a ratos, en pareja).

En cierto modo, parecía una fiesta rave, solo que de una forma natural.

Allí he asistido a un taller de musicalidad de Daniel AZ que me pareció increíble, y que ha despertado en mí, curiosidades que contaré en el blog cuando tenga tiempo.

La música de esa sesión… un auténtico disparate. de esto que notas que saben de qué va todo esto. De las que de coleccionista. en marzo de 2019 llevaron al conguero Jaime Vásquez, que hizo las delicias de los bailadores tocando en vivo mientras DJ Mito descargaba su música sobre la pista marrón.

Yo creo que es otra forma de entender la salsa. Es un círculo en el que ha combinado cultura (musical y baile), sesión, y social, todo ello con una profunda pasión. Pertenecen a lo que denominé como La tribu de la salsa dura, solo que aquí veo como una especie familiaridad entre la gente AZ, como si fuese una comunidad.

Con el paso del tiempo (estos últimos párrafos lo escribo en septiembre de 2019), empiezas a valorar sesiones como esta de una forma especial. Aquí no se va a ligar, ni ves a nadie que esté desorientado en esto del baile. Creo que los que van a esta sesión, sienten profunda pasión por la salsa y por el baile, y esas cosas son las que te hacen seguir saliendo a pisar pista.

Parte del artículo Entrar en sesión, iba dedicado a esta sesión.

Como detalle, creo que ver a Daniel Castillo y a Enrique Solla bailando boleros y chachachás como no lo he visto antes aquí en Madrid, es algo que todo bailador debería disfrutar, al menos una vez en su paso por la salsa.

He estado también, viendo uno de sus campeonatos de Rueda AlmaZenada. Al ser viernes, me quedé un ratillo más y me gustó lo que vi. Buen ambiente, con gente que se les ve que se conocen entre ellos.

Buen nivel de baile. La acústica y la pista son también muy buenas. La música me gustó bastante el ratito que estuve. tanto las salsas, como las bachatas.