la matinee orishas dance madrid - relatossalseros.wordpress.com

La Matineé Orishas Dance Madrid

He estado en invierno y en primavera de 2019 y me he llevado una impresión bastante grata.

En invierno coincidía con una Matineé de Alarde Danza, por lo que puede que hayan tenido que compartir público asiduo a ambas sesiones, y en primavera con el aniversario de Sandunga, aunque igual son público poco compartido.

El social ha empezado a las 18h, y sobre las 20h. (ambos días), empezaba a entrar en ebullición… Ya llevaba un rato cociéndose. Tampoco me he podido quedar mucho, pero la cosa se ponía candela.

Arrancando, me ha parecido muy familiar… gente de la escuela y allegados al entorno. Luego he ido viendo gente de nivel acercándose, y cuando me iba, he podido ver alguna cara conocida de otras sesiones timberas.

El primer día, la música en su mayor parte, ha sido timba cubana. Y digo timba, no timbatón, del que apenas he escuchado. He bailado algunos temas más salsosos, algún chachachá, y un par de bachatas, que curisosamente han sacado bastante gente a la pista.

El segundo, un mix de timba, rumba pura, salsa, y bachata. Todo bastante bailable, incluida la rumba para el que sepa bailarla.

Ambos días han hecho una rueda, el primero muy bien cantada, de la que he tenido la suerte de participar.

Público de todas las edades: gente joven, no tan joven, muy madura… no me atrevería a decir qué preponderaba. Sí que diría que en general, he visto un vestuario casual. pocos vestidos, pocos zapatos de baile.

Nivel de baile muy dispar, desde gente que bailaba realmente bien, hasta otra que estaba dando sus primeros pasos. Por supuesto, todo el mundo cubaneando… quizás el único que ha metido algo de línea he sido yo (en mi cubaline) con alguna de las figuras que traigo de lo que hecho en ese estilo.

Es una sesión de escuela, pero que tiene su sitio dentro de lo que se está haciendo enfocado hacia lo cubano de pura cepa… lejos de la salsa dura y de la bachata. Habrá que ver cómo evolucionan este tipo de sesiones.

Al igual que en La malanga, el primer día he visto alguna familia por allí, lo que me ha recordado otra vez a lo que pudieron ser las coca-cola bailables de Colombia hace ya décadas. En este caso, ha sido algo muy minoriatio y puntual. Para nada signiticativo.

Todo lo contrario, creo que estas sesiones pueden ser una gran opción para gente que busca salir del SBK, y que junto a lo que se hace en otras matineé, y los saraos de mamidiosas, pueden contribuir a crear una tribu de cubaneo similar a la de la salsa dura.

Tienen a parte de su público moviéndose con una sabrosura difícil de encontrar en saraos de otro tipo. El segundo día que estuve, me di cuenta de que había algún bailador al que había visto años atrás en otras salas, y que ahora al fijarme he visto con pocas figuras pero una expresión corporal que me ha encantado.