historia de la salsa en madrid 2 - relatossalseros.wordpress.com

Historia de la salsa en Madrid

Madrid, arranco esta página en abril de 2018. No sé cuándo la terminaré…

El presente del mundo-salsa, le conocemos todos. Y probablemente, muchos de los que leáis esto, conozcáis bien los últimos 4 o 5 años. Pero hay gente que lleva mucho más tiempo bailando.

Voy a intentar recoger relatos de gente que lleve tiempo en él, de forma que podamos hacernos una idea de lo que ha sido todo esto desde los registros más antiguos y variados que pueda conseguir.

Estas cosas es imposible llevarlas a cabo sin que incluyan una parte subjetiva, pero en cualquier caso, creo la historia en general, siempre se escucha desde cierta perspectiva personal de quien la está contando.

De momento, os dejo con el relato de Francisco Uceta, el de DJ Omelencó, el de Mara Paz, el de el de Jose Bailamison, el de Javier Monier, el de Javier Murillo, el de Isabel García, el de mi amigo Alberto, el de Marta Rodríguez, y con el mío propio.

Tened en cuenta que en Madrid, y en España en general, la salsa ha sido algo que ha costado mucho que la sociedad acepte. Hace muy poquito que tenemos salas como Maracas o como Pincel.

Cuando hicimos las américas, llevamos para allá el flamenco, que forma parte de lo que hoy conocemos como salsa, pero a los esclavos que allí llevamos, por motivos en los que no voy a entrar, les prohibimos llevar a cabo sus bailes originales.

Así que, lo más nuestro dentro de la música latina, sería la rumba. Hablé de esto en mi cortometraje Concepto salsa. Nada que ver con países como Puerto Rico, donde lleva siglos instaurándose.

Durante el régimen (1939-1975), estuvo prohibida en todo el país, excepto en Canarias. así que, el movimiento salsero de los años 60-70, no nos llegó ni por la radio.

Y cuando se empezó a recibir inmigración latina, antes de la burbuja inmobiliaria (hablo de principios de siglo), se veía de forma recelosa como algo de latinos.

No hace tanto que el número de escuelas y profesores era mucho menor, y que sólo se escuchaba bachata en bares latinos. Ahora la ponen hasta en zapaterías.

Cuando Juan Luis Guerra sacó su su Bachata rosa, los ajenos al mundo-salsa, no teníamos clara la diferencia con el merengue. Y los que ya bailaban, si no querían ir a locales latinos, tenían complicado hacerlo sin pasar por el aro del resto de bailes de salón.

Ha sido a partir de 2009-2010, de la mano de congresos y escuelas, y por múltiples motivos sociales, cuando hemos empezado a saber más de todo esto. Pero antes, hubo una época en la que se podía ser pseudo-profesor sabiendo hacer 4 cositas (en realidad ahora también, pero por motivos bien diferentes).

De los relatos que he tomado, el más antiguo se remonta a principios de la década de los 90 (el de Isabel), cuando las estrellas de Fania records vinieron a Madrid en distintas ocasiones a dar conciertos.

Y parece que, antes del boom de esta década, Ramdall, Cats, Tropical House de Plaza de España, Azúcar de Reina Cristina, Ozona, y El son, son sitios por los que ha paseado bastante gente.

También, que el público de hace un par de décadas era más de mediana edad, y que la salsa se veía como algo muy perteneciente a los latinos. Quizás hasta de un estrato social medio-bajo (y no es que ahora se vea en ambientes de alto standing).

Y que que en las salas de baile sonaba salón, más que latineo en su totalidad.

Por otro lado, lo que había a principios de este siglo, a juzgar por lo que cuentan, era de muchísima calidad: un tal Félix garcía organazando simposiums con Eddie torres, conciertos de El gran combo de Puerto Rico

Y que la Orquesta del solar ha sido una de las impulsoras del sonido salsa en Madrid. son varios los que han hablado de Julio mena como un pionero en inculcarnos cultura.

Que parte de los bailarines y bailadores que poblan nuestras pistas, llevan haciendo línea casi dos décadas, aunque sin duda son minoría. La cubana es lo que se ha bailado en su mayor parte, con mucha diferencia sobre otros estilos, hasta hace bien poquito.

Luego ya están los pormenores que cada uno hemos tenido en sitios más o menos concurridos.

Cuenta Mara, que fue en los mencionados simposiums donde se supo lo que era el mambo en Madrid (principios de siglo XXI).

¿Cómo han cambiado las cosas, verdad? ahora veinteañeros con sesiones en las que la bachata predomina sobre la salsa, oferta para dar y tomar de lunes a domingo…

Casi todos los que han participado con relatos, hablan de cómo la bachata pasa a convivir con la salsa a partir de 2012 de una forma mucho más fluida. Con todo, también piensan que la salsa nunca muere, que siempre está ahí.

Creo que el formato que le voy a dar a este apartado, puede darnos una idea desde distintos puntos de vista. el último de los que he añadido, es de abril de 2019.

Relatos Salseros