Adriana Cid Salsa Casino Madrid - Relatos Salseros

Adriana Cid y el baile de casino en Madrid

Hace ya tiempo, empecé a recibir emails de Sálsate Madrid, después de haberme registrado en su web. Clases de salsa cubana (casino) y quedadas.

Posteriormente, con el blog ya arrancado, he visto vídeos de Adriana bailando casino, pero casino de verdad, el del paseo elegante con sombrero de bailador de son.

Cubana de origen, he tenido el privilegio de bailar con ella en Timbalú, y en La Candela, sesión en la que participa junto con otras 2 escuelas. Momentos que he aprovechado para poder charlar brevemente.

Siendo bastante joven (34), Adriana es un referente de la salsa cubana en Madrid. Conocida por la vieja y por la nueva guardia, ha formado a cientos de bailadores y participado en decenas de eventos.

Fue alrededor de la inauguración de su sesión, cuando le propuse participar en el blog con un relato, que finalmente hemos podido llevar a cabo el 18 de junio en una cafetería de la zona norte de Madrid ciudad.

Té negro para ella, y café americano para mí.

Relato Adriana Cid Salsa Casino Baile Madrid - Relatos Salseros

Relatos Salseros: Estáis haciendo cosas majas para bailar.

Adriana Cid: Para bailar a lo cubano. Está La guaraparranda una vez al mes para los alumnos de la escuela (Sálsate Madrid), y también las fiestas La Candela, que hacemos junto con Orishas Dance y Udance.

Tanto profesores como bailadores, echábamos de menos un espacio para bailar casino con música cubana. Aquí en Madrid no hay mucha tradición porque se ha llevado más la línea.

El casino coexiste con la timba en La Candela, y es algo que me gusta. Ambos son representantes de la cultura cubana, a la que me siento fuertemente arraigada.

La Candela Fiesta Cubana Adriana Cid - Relatos Salseros

La verdad es que me gusta mucho la salsa puertorriqueña. La cubana actual me parece muy fuerte a veces. Y bailo cubaline porque, entre otras, línea o cubana todo el rato no termina de gustarme.

Es importante que la gente sepa la evolución que ha habido, tanto en la música cubana como en la forma de bailarla.

Los casineros decimos que bailamos son, porque la música que nos gusta es muy cercana al son, que además es lo más tradicional (baile y música). El casino se baila erguido, elegante.

Para bailarlo me gustan artistas mas actuales como El niño y la verdad, Maykel Blanco, y más clásicos como Isaac Delgado, Los Van Van, Manolito Simonet y su trabuco, entre otros.

La timba como música ha venido después, a partir del año 2000. Mezcla ya afro, reguetón, rumba, etc. Como baile busca mas sabor, a través de la flexión de las rodillas y del torso.

Cuando la gente piensa en salsa cubana, visualiza afro, rumba, etc, y realmente el casino en origen no llevaba nada de esto. Era baile de pareja muy cercano al son, y se bailaba muy poco suelto.

Daniel Castillo y Michael Adriana Cid - Relatos Salseros.jpg
Bailando casino. A la derecha con Alexander Pavlov.

Para bailar casino no hacen falta ni rumba ni afro. De hecho, el afro en Cuba suele relacionarse más con bailarines y con la religión.

Actualmente creo que se ha perdido mucho el baile de pareja, y muchas personas que dicen que bailan cubana, realmente lo que bailan es timba, que también se baila en pareja, pero con muchos pasos libres y menos movimientos enlazados. Por ejemplo Enchufla, sueltan a la chica, baile suelto, recogen, dile que no, baile suelto otra vez

Poca gente conserva la tradición del casino con todas las figuras y técnica que eso lleva. No digo que esté mal o bien, no me meto en eso, pero me da pena que el baile de casino tradicional se esté perdiendo.

Ha quedado una visión de que la salsa cubana es lo más fácil, para principiantes, y pienso que es un error, es porque no se conoce realmente el casino, su complejidad, la técnica que puede alcanzar y las inmensas posibilidades que tiene.

El casino es muchísimo más que hacer una rueda o un setenta. Se puede bailar un chico con dos chicas, dos chicas con un chico, tiene mucha riqueza coreográfica y variedad.

Clases Salsa y Bachata Adriana Cid - Relatos Salseros
Con Heydrich entre 2003 y 2005

Yo si pudiese bailaría de todo, hip-hop, swing, danza del vientre… simplemente me gustaría que la gente conociese la realidad de la tradición cubana, que no pasa por bailar afro, que eso vino después.

Para mí esa elegancia con la que nace el casino, heredada del son, se pierde un poco con el afro, aunque le dé sabor. El casino original de los salones, es tan o más elegante que el mambo.

A mí personalmente, mezclar casino y afrocubano no me gusta mucho, lo cual no significa que no me guste bailar afrocubano, simplemente no me gusta mezclarlos. Otra cosa es añadir algún paso de rumba si la música lo pide.

Es importante encontrar un equilibrio entre elegancia y sabor, pero siempre la que manda es la música.

Para bailar hay que escuchar la música en primer lugar, luego conectar con tu pareja, por último vienen los deplazamientos y rutinas de casino. Si no vas en ese orden, algo fallará siempre.

Afortunadamente, los músicos están recuperando esta tradición más sonera. El niño y la verdad, Maykel Blanco… se han dado cuenta de que el reguetón les está comiendo espacio. De hecho, en Cuba queda poca gente joven que baile en pareja, se está perdiendo.

Creo que el casino está en peligro porque no se está difundiendo bien. Su propia patria, que es Cuba, le está dando la espalda.

Ya lo está. Somos hijos de europeos, y el casino es hijo de España. Es baile y música criolla de los españoles que estuvieron allí durante la colonia, y esa elegancia tiene que ver con España. El son es hijo del danzón y de la contradanza española. Cuba es ese crisol que acoge a lo criollo como el son, y a lo de origen africano (el afro y la rumba), aunque ahora se mezcle más.
Con el grupo de alumnos de Sálsate

Yo veo que nunca podría bailar rumba como un cubano, pero casino sí (con trabajo). El problema que veo es que vas a una discoteca y ves a cualquier paria dando un taller de salsa cubana, y eso no ocurre con el mambo.

Pienso que es por esa visión de que es para principiantes.

Por ejemplo, el básico de son fue evolucionando desde la pisada atrás, hacia el marcaje siempre adelante típico del casino.  La gente que baila casino de la calle no marca pisando tanto atrás, que está obsoleto y sería más típico del son, lo que hacen es caminar todo el rato.

Me encanta que evolucionen los bailes. Me encantaría que sacasen el Estilo España. El casino y el mambo son de los años 50, el estilo Los Ángeles de los 90… No puede ser que padres e hijos bailen igual.

En esencia estoy de acuerdo contigo, creo que el sello personal del bailador es importante, da riqueza a la danza y nos permite expresarnos tal y como somos a través del movimiento.

Eso conlleva también el hecho de que las modas van cambiando de generación en generación; pero desde mi punto de vista es importante mantener las señas identitarias del casino y respetar la tradición.

Necesitamos saber de donde venimos para saber a donde vamos.

Daniel Castillo y Michael Adriana Cid - Relatos Salseros.jpg

¿En social o en shows?

El casino en origen es algo de bailadores, no es tan importante exhibirse sino la conexión que hay en la pareja.

Cuando dos bailadores saben mucho casino igual tú miras desde fuera y no parece que esté pasando mucho, pero ellos están sintiendo las fuerzas, las contrafuerzas, la conexión a través del enlace, la guía de quien ejerce de leader y la capacidad de seguir de quien ejerce de follower.

Eso no se ve en un escenario, pero se siente y requiere mucha técnica.

Me encanta también, enseñar a alguien desde cero y ver su evolución, cómo se apasiona a medida de lo posible, la gestualidad cubana que coge. Disfrutar del proceso en sí.

Descubrir lo que te gusta. A mí el casino me gusta cada día más, pero añadiendo figuras de línea, porque igual se queda un poco limitado.

Por eso te digo que hay desconocimiento. Yo no lo veo así, y sobre 2002/2003 he bailado mucha línea. En su día trabajé en Alegoría con Javier Cuevas, Sergio Osorio, Priscila… Era La Meca del On2, y antes bailé mucha línea con Juanito el colombiano haciendo shows en congresos y demás.

Alegoria Ramdall Pincel Adriana Cid - Relatos Salseros
A la izquierda, con Javier Cuevas y Marco Espejo. A la derecha en Ramdall con Javier Cuevas. Abajo con Juanito y Sergio Osorio.

Si conoces la parte técnica del casino, la pisada, los giros, trucos, etc. ofrece muchísimas posibilidades que no se conocen.

Entiendo lo que dices porque también pasé por ahí (cubaline), pero a raíz de reencontrar la tradición, si estoy bailando cubana no me gusta meter línea, y viceversa. Manda la música, mambo para línea, más son para casino.

Cuanto más conoces el desplazamiento en el casino, más imposible se hace meter línea. Chocan a nivel técnico.

¿Me cuentas tu biografía brevemente?

Nací en La Habana en 1985, y estuve allí hasta los 15 años. Era la época del casino en Cuba, y se bailaba hasta en las escuelas. El tiempo libre era para eso y para jugar al dominó… y te tenía que gustar el ron. Allí se empieza muy pronto a ir a matinees.

Cuba Adriana Cid - Relatos Salseros
A la izquierda, una foto familiar. A la derecha, protagonizando un anuncio.

Aprendí línea porque quería bailar y era lo que había, tanto aquí  en Madrid como en Canarias. Viví en Tres Cantos hasta 2002 que fui a Canarias, de donde volví en 2005.

Para mí el baile ha sido la forma de estar en contacto con mi país. Fui a los simposiums que se hicieron en Madrid como bailadora.

Empecé a impartir clases con 18 años, pero cuando llegué con 15 ya sabía bailar como bailadora empírica, de la calle. Juanito me conoció en Tropical House de Plaza de los Cubos, y esa misma noche me ofreció trabajar con él. Fue un gran regalo para mí y siempre le estaré agradecida.

Fui su pareja de baile hasta que decidí dedicarme más a mi carrera como Psicólogo (él siguió haciendo shows), aunque nunca he dejado de impartir clases. Fui profesora de salsa en línea y bachata durante muchos años.

Siempre he pensado que saber bailar no es lo mismo que saber enseñar, así que aprender a enseñar ha sido todo un proceso para mi, a lo largo de los años.

Yanulka Ofarril Adriana Cid - Relatos Salseros
Con Juanito El Colombiano

Me pagué mis estudios en Psicología dando clases de salsa. Ya me llamaba Sálsate, y he ido balanceando ambas actividades.

Sálsate es una marca personal y no una escuela, aunque ya no siento tan identificada con este nombre, ya que salsa es muchas cosas y yo lo que hago es casino.

Recibí clases de acrobacias con Nacho, fui alumna de Diana Montoya, Daniel Castillo, Tony Escartín, Yanulka O’Farrill… Y en 2015 empecé a echar de menos la cubana y su ambiente, quizás porque añoraba mi tierra, y empecé a impartir clases de casino, pero estaba muy influenciado por la línea.

Me parece importante separar para luego poder mezclar. Saber lo que se hace. Me preocupan esas personas que creen que están haciendo cubana, cuando están haciendo algo más cercano a la línea.

Ahí empecé mi búsqueda por lo más tradicional cubano. Quería recuperar las sensaciones que tenía en Cuba, y empecé a ir a congresos: Guaguancó Festival, Cubaneame, etc.

Yo lo que buscaba era casino, pero me mucho afro y rumba, que me encantaron e incluso he aprendido un poco, sobre todo con Yanulka Ofarrill, que es una estupenda profesora, pero lo que en realidad andaba buscando era casino, con toda su historia y su técnica, y eso me costó mas encontrarlo.

Yanulka Ofarril Adriana Cid - Relatos Salseros
Con Yanulka O’Farrill. A la izquierda en clase, a la derecha en La Candela.

Hasta que encontré el método del cuadro del casino, que era lo que iba buscando, porque recupera la tradición del casino, y me dio esa técnica puramente de casino. Luego ya la mezclas como quieras, pero sabiendo qué es cada cosa.

¿Crees que esa desinformación influye en el desarrollo de los bailadores?

Sí. Creo que la mayor parte de alumnos que van a clases de salsa cubana, van buscando el baile de pareja, pero terminan aprendiendo afro y rumba, que me parece súper bien, pero el baile de pareja pierde lugar.

El baile es el pueblo, pero para elegir bien, tiene que conocer lo básico:  Una coca-cola, un guapea bien hecho, un saloneo, un paseo, exhíbela, rodeo, rodeo inverso… que muchos profesores de cubana no conocen.

Pienso también, que la gente se va a la línea a los 2 o 3 años porque no hay profesores de casino con nivel suficiente para profundizar. De hecho, sigo yo sigo aprendiendo cada día porque hay mucho para aprender y muy buenos maestros por el mundo.

Y especifico casino, sin incluir toda la timba, que eso ya es otro mundo donde te puedes tirar años aprendiendo rumba. La línea no hace falta para nada, y el profesor que así lo sienta es porque carece de conocimientos, como me pasó a mi en su momento.

¿Piensas que mantener el casino tradicional, incluida su imagen, puede desencantar a los más jóvenes?

Es una cuestión muy personal. El swing ha mantenido su estética de los años 50 y 60 y sigue gustando a los jóvenes. Quizá no a todos, pero cuando estuve en Barcelona hace unos años vi gente joven bailando swing por la calle, y mantenían esa estética vintage, aunque dándole un aire más fresco.

De todas formas la estética para mí personalmente no es lo más importante, sino sino conservar la tradición técnica y valores como la elegancia y las buenas maneras en el trato entre follower y leader.

Clases Salsa y Bachata Adriana Cid (2) - Relatos Salseros
Arriba a la izquierda, con Daniel Castillo. Arriba a la derecha con Michael. Abajo, impartiendo talleres de bachata entre 2003 y 2005.

A mí me gustaría que el casino tradicional fuera un poco como el ballet, en el sentido de que aporte una buena técnica de base y luego el que quiera que lo fusione en la timba, pero partiendo del estudio de lo tradicional.

El gusto tiene que ver con la cultura de cada uno. A los veinteañeros actuales les vende mucho el hedonismo. No lo critico, pero a mí no me sirve. El casino es elegancia.

Ahora en mis clases prefiero calidad a cantidad. Mis alumnos saben exactamente lo que quieren de mis clases.

¿Con qué fusionarías el casino? Yo con el flamenco.

Quizás con el swing o con algún movimiento de rumba si la música lo pide

El casino no tiene pasos libres como tal, pero el hombre suelta a la mujer y siguen caminando haciendo movimientos sin ir enlazados. Se suelen hacer en el montuno de la canción.

Es la timba la que ha añadido la idea de pasos libres a través del afro, la rumba y el regaetton.

Lo haría evolucionar más de forma en que la mujer fuese más libre para adornarse, y no tanto fusionándolo. En sus inicios, la mujer iba más dirigida, con poco espacio para expresarse.

Pienso que además de seguir a quien ejerce de leader, quien ejerce de follower podría dejar su sello personal y su feminidad.  Los valores están cambiando, y quizá los roles puedan hacerlo también.

Me gustaría aportar una visión femenina al baile de casino.

Femenina Adriana Cid - Relatos Salseros

¿Te gustaría aportar generando más bailadores de casino para Madrid?

Sí, porque hay pocos.

¿Faltan eventos de casino?

Sí. Está organizando uno Ramses Sariol una vez al año en Mallorca: The cuban social meeting. Es una apuesta de Ramses y yo le apoyo para difundir el son, el casino, la tradición, sin tener por ello que bailar afro.

Echo de menos eventos más casineros, para que la gente lo conozca y luego decida qué quiere. Es parte de la idea de La Candela, además de compartir sesión con timba para que represente a todas las escuelas que formamos parte de dicha sesión.

¿Cómo se consigue eso?

Hacen falta más profesores comprometidos con el casino. Ahí me siento un poco sola en Madrid. Quizás una asociación, más sesiones, eventos. Que la gente se dé una oportunidad con el casino, que vea su riqueza cultural y coreográfica.

¿Quizás con un casino más occidentalizado?

Ya lo está. El casino es hijo del son, y este a su vez de la contradanza españolaCuba es ese lugar en el que lo europeo y lo africano se encuentran, la elegacia y el sabor retroalimentándose continuamente.

Quizá te refieres a un casino más moderno, habrá que ver como se hace eso, y por mi bien, siempre y cuando no se pierda la tradición.

Ramses Sariol Adriana Cid - Relatos Salseros
Con Ramses Sariol