Bongos Madrid Salsa - Relatos Salseros

Bongos Madrid

Volver a Salas de Baile      Ir a su Facebook

La sesión Bongos la he conocido en varias salas:

  • Sala Templo
  • La Boité del Pintor
  • Teatro Bodevil

Sala Templo

Bongos Madrid (Sala Templo) salsa - Relatos Salseros

Quizás cuando arranqué el blog me parecía el mejor sitio que había en Madrid ciudad para bailar salsa. Después ha habido mucha oferta como para inclinarse de una forma firme. No obstante, por temas de afinidad personal, diría que es el el que más me ha gustado para ir en grupo (Madrid ciudad).

En realidad, hablo de la Sala Templo, con sus bailes de salon al que suele ir un público de mayor edad en horario anterior al de la Sesión Bongos. (cuando he ido, han terminado tarde. hasta las 12:30h no se ha empezado a salsear).

Las últimas veces que he estado ha sido a partir del verano de 2021 con un ambiente buenísimo y la sala reformada (la han dejado preciosa). Muy buena música SBK con un público elegante de todas las edades y nivel de baile medio. Yo diría que he visto más bachateros.

Los vídeos quizás no reflejan los auténticos llenazos que ha tenido la sala por haberlos hecho a primera hora.

Con anterioridad a la reforma de 2021, la sala tenía este aspecto.

sala templo madrid - relatossalseros.wordpress.com

Con anterioridad en septiembre de 2019, y el rato que he estado ha sido todo salsa y bachata por igual. Buena salsa, de esa que te pide bailar. Yo diría que gente de veintimuchos a cuarenta y pocos vestida elegante (dentro de lo que es la salsa). Buen nivel de baile.

Y más anteriormente estuve en en abril de 2019 (sin contar la Sesión Salsabachata, a la que he ido varias veces), y estaba súper ambientado. uno de los días que mejor me lo he pasado en esa sesión y en esa sala.

Una antes en primavera de 2018 lo vi no lleno a reventar, pero con público de sobra para bailar, y con buen ambiente. No he visto nunca mucho fashion, lo cual me ha gustado bastante.

Diría que en 2018 vi buen nivel de baile. Público elegante de entre 30 y 50. Se quedó gente de bailes de salón (antes de la Sesión Bongos). Como íbamos en grupo, hicimos una rueda y todo. he disfrutado bastante.

En 2019 he visto gente algo más joven, pero igualmente heterogénea. parece como si la Sesión Salsabachata hubiese calado en parte del público que sigue yendo los sábados. Ayudó también que fui con SalsaSecta, y en ese grupo, aun habiendo de todas las edades, hay muchos que apenas llega a los 30.

En esta sesión que digo (SalsaBachata) hubo buena música, SBK por igual, buenas salsas.

De 2018 recuerdo oír sonar Qué bonito (Vicky Corbacho), y Hotline Bling versión bachata, dos disparates de lo mejor que he escuchado en pista, y mira que me gusta más la salsa. De 2019, simplemente escuchar muy buena música.

Personalmente, creo que han ganado con respecto a la antiguas sala en la que han funcionado (Boite del Pintor y Teatro Bodevil).

La Sala Templo en sí, ya la conocía mucho antes de ser Bongos, y es uno de esos sitios en los que me veo dentro de unos años (salseando, aunque me toque aguantar algún pasodoble sentado). Calle Bravo Murillo, gente del mundo-baile, elegancia… toda una joyita.

De hecho, he ido muchas más veces cuando Bongos no hacía allí su sesión.

Me encanta ver llena esa sala, en pleno chamberí, dándole a la gente la oportunidad de cenar en sitios chulos y gozar de la música latina en un sitio accesible en taxi.

La Boite del Pintor

bongos boite del pintor madrid - relatossalseros.wordpress.com

En la misma calle Goya, la elegancia del sitio, hacía que mereciese la pena acercarse un rato.

La sala era enorme. Podría decir que se podía dividir hasta en tres partes dentro de ella: Una primera al lado del escenario, una segunda a continuación, y la última al final del espacio. En todas ellas se podía bailar.

Todas ellas rodeadas de sillones para descansar tomando algo, y una gran barra en uno de los laterales.

La Sesión Bongos se hizo una temporada en esa sala.

Había gente que bailaba bien, pero quizás ha sido uno de los sitios en los que he visto más ajenos al mundo-baile, y a diferencia de Maracas, donde hay una clara separación y no incomodan a los bailadores, aquí sí que se metían más en la pista. Ya he comentado que me ha gustado más la misma sesión en la Sala Templo.

El suelo y la acústica eran buenos. Y la música, la verdad es que no sabría decir ahora. SBK, pero no recuerdo su proporción ni la calidad de las canciones. Creo que estuve sólo dos o tres veces.

Iba gente de mi entorno, lo cual me hacía la estancia agradable, y en cierta medida era un baremo de que había ambiente salsero. En general, me sonaba la cara de mucha gente.

El nombre Bongos, es un clásico en el circuito, y la sala Boite del pintor, es otro clásico de gente mayorcita. No sé qué tipo de actividad tendrá ahora la sala, si será salón para este público que digo, o pachangueo.

Teatro Bodevil

bongos teatro bodevil - relatossalseros.wordpress.com

La primera vez que fui a una Sesión Bongos, fue en el Teatro Bodevil (Gran Maestre), que tiempo después ha dado forma a la sesión Maracas, no después de ser reformada la sala.

Quizás era 2015. Recuerdo que tenía 2 espacios para bailar: La parte de arriba, rodeando la barra en su totalidad, y la parte de abajo en lo que era la pista en sí.

En la parte de arriba, de vez en cuando veía hacer línea. En la de abajo, era un popurrí, pero yo diría que se cubaneaba más.

Era curioso porque tenía un montón de sitios para sentarse. Banquetas altas por toda la parte de arriba, y compartimentos con mesas bajas a en los laterales de la planta baja y, también, en el frontal nada más bajar las escaleras.

La verdad es que me gustaba mucho esa sesión. Probablemente más que la que hicieron después en La Boite del Pintor. La música la recuerdo como muy buena. Salsa, bachata… No recuerdo si había también kizomba. Sí que he escuchado allí merenge.

El suelo también era muy bueno, y la acústica igual. Me parecía una sala y una sesión súper bien logradas. De hecho, he estado allí también, en fiestas de alguna escuela que aprovechaban la sesión.

Me gustan los sitios que propician espacios donde relacionarse (aparte de bailar). Este era uno de ellos.

Lo que no sé a ciencia cierta es si abrían sólo los sábados, y si eran todos. La verdad es que por aquel entonces iba más a Tropical House (en madrid ciudad).

Será que con el tiempo todo se recuerda con mucho cariño, pero he pasado noches inolvidables allí. Yo diría que en especial, en fiestas de escuela.

Coincidió también con la época de los grandes grupos: Cenas multitudinarias y salsa hasta altas horas de la madrugada. Incluso, recuerdo alguna noche, terminar en algún local más pequeño por la zona.

Cuando pienso en sesiones como esta, me doy cuenta de que el tiempo no vuelve, y de que tienes que vivir al máximo los buenos momentos. No sé dónde leí, que Cuando uno sacude el cajón de los recuerdos, son los recuerdos los que terminan sacudiéndole a uno.

En mi caso, veo prácticamente imposible volver a coincidir con tanta gente conocida del mundo-sala alrededor, y generando un aura tan buena. Quizás coincidió también, con una época en que todavía no se había inflado del todo la burbuja SBK, o al menos eso me parecía a mí. desde luego, no era tan brutal como ahora (junio de 2018). Diría que estaba en camino de…