Rueda de casino: Historia y características

Volver a Qué es la salsa

Prólogo: El casino como baile

Es simple y llanamente lo que hoy conocemos como salsa cubana. Se empezó a bailar en pareja y en grupo (haciendo ruedas). Aunque este espacio está dedicado en su mayor parte a la segunda modalidad, es fundamental que esto se entienda.


Historia

También llamada rueda cubana (o incluso salsa casino según algún autor), nace y se populariza en los años 50 en Cuba, junto al mambo, al chachachá, sonando ya las clásicas big bands (como benny moré), y el bolero.

Por entonces, tanto en las salones de baile de las clases altas (como clubs de jazz), como en los clubs de la población de color, de clase social más baja procedente, se bailaba sábados por la noche y domingos por la tarde fundamentalmente.

Las orquestas de renombre, como el Conjunto Casino o la Orquesta Riverside, eran frecuentes en dichos clubs de blancos burgueses y de clase media. Otras como la Orquesta América, Orquesta Aragón, o la de Chappottín, eran más habituales en los segundos tipos de sala.

Al igual que la música cubana ha sido el fruto de una fusión interminable de ritmos africanos y occidentales, su baile también lo ha sido. Poco antes de esta época era normal que en el mismo salón, se hubiesen alternado soneros y bandas de swing.

La conga se había hecho ya popular entre las bases sociales.

En el Casino deportivo de La Habana, se daban cita las clases medias y altas durante los 50. no siendo del todo un club aristócrata, había estratos sociales con el acceso denegado a él. Incluía un hotel y un teatro. será allí donde algunos de sus socios comiencen a practicar la rueda de casino a finales de los 50, que pasará acogerse con pasión en todo cuba, y más tarde a nivel internacional.

casino deportivo de la habana - relatossalseros.wordpress.com
casino deportivo de la habana años 50

Dicho complejo, pasará a llamarse el Círculo Social Cristino Naranjo (El Patricio) en la década de los 60, con la entrada de la revolución cubana.

Por otro lado, el Círculo Social Patricio Lumumba, otro complejo en la costa, con salones interiores y varios centros de hostelería, y un gran salón al aire libre, llamado Miramar Yatch Club antes de la revolución (club náutico), recibiría las ruedas de casino que fueron desapareciendo de las matinees del Círculo Social Cristino Naranjo.

circulo social patricio lulumba - relatossalseros.wordpresss.com
círculo social patricio lulumba años 60

Se dice que en este nuevo complejo, se hicieron ruedas más grandes, incluso ruedas dobles (una más pequeña dentro de otra).

Parecería que fue allí donde se empezaron a hacer ruedas más sofisticadas, que recabaron el interés de los bailadores con más talento, y de directores de rueda (que no bailadores), también llamados guías, capitanes… provenientes de otros círculos de la habana, como Jorge Gómez Domínguez, o Joaquín «el oso» Roche.

joaquin (oso) roche - relatossalseros.wordpress.com
joaquín «oso» roche

Esta nueva modalidad de baile, hizo que los bailadores tuviesen que ir adaptándose a ella desde sus inicios en los 50. Era algo novedoso que había que aprender.

En las ruedas dobles, era en la rueda grande (la de fuera), donde más se exigía al bailador. tanto es así, que el que se equivocaba tenía que salir de ella. El respeto hacia el director de la rueda era total, y únicamente se le escuchaba a él marcando la pauta.

No eran componentes casuales que se sumaban a un baile en un momento dado, eran agrupaciones, compañías, grupos humanas, sociedades, o como se le quiera denominar, que trabajaban de una forma constante durante mucho tiempo.

Estas agrupaciones tenían hasta 200 y 300 bailadores, haciendo que se pudiesen hacer ruedas de más de 100 personas.

Es por todo esto que los integrantes de los clubs, trataban de tener una pareja fija.

Bailaban en salones de primer nivel, con orquestas famosas de la época tocando en vivo. Para los participantes de estos grupos, todo esto era una forma de vida: Bailaban toda la tarde en los clubs, hacían ruedas los fines de semana en la playa, en la piscina…

En ciertos clubs de aquellos años, el social de los domingos, exigía guayabera con lazo haciendo de corbata, y no permitiéndose un acercamiento sensual entre las parejas.

guayabera - relatossalseros.wordpress.com
guayabera

Hay un tercer círculo considerado también, fundador de la rueda de casino: Los Curros de Enrique, donde los sábados por la noche se empiezan a hacer bailes populares, y sirve de base de encuentro para bailadores que ya, no tienen por que ser socios de ninguna agupación o club.

Evolución

Cabe destacar que el casino no es un estilo de baile que surja a partir de un género musical, es algo que nace de forma más espontánea. Sin embargo, se bailó en todos los cabarets de la época, como el Tropical, el Tropicana.

Hasta ese momento, los bailes estaban estrictamente ligados a su música, y si bien el casino nace a partir del danzón, se irá enriqueciendo con el paso del tiempo, añadiendo todo tipo de influencias de otros bailes, como el son y la contradanza (más antigua aún).

Es así que pasos como Voy arriba, Voy abajo, Voy en rosca (enróscala), Voy a derecha, Voy a izquierda, Paseala, van formando parte de su repertorio.

Este nuevo estilo causó furor en toda La Habana, donde la gente hacía lo imposible por entrar en las fiestas donde se sabía que se iba a bailar casino, aunque fuesen privadas.

El casino, en cualquier caso, ha servido como base de lo que hoy conocemos como bailar salsa cubana. influenciado por el rock and roll a la hora de hacer figuras (años 60), pero tomando su propia identidad como baile latino y cubano que es.

La rueda cubana no es una forma de hacer salsa, si no que la salsa se empieza a practicar como una forma de hacer casino en pareja. de hecho, el casino supone un punto de inflexión en los bailadores, que hace que a partir de un momento dado, haya que tener dotes de bailarín para llevarla a cabo.

Incluso, atendiendo a sus fundadores, se puede bailar en grupo o en pareja.

Entre los años 1958 y 1964, había unos 25 pasos llamados clásicos, procedentes casi todos del danzón, que irían añadiendo otros del son y del rock and roll, como el Paso de pareja, al que llamaron inicialmente Dile que no.

La cadena sería: contradanza, danzón, son, casino. y así como en La Habana, el son se bailaba a contratiempo (como la contradanza y resto de bailes populares hasta esa época), el casino empezó a hacerse en tiempo. aunque en oriente (Santiago, Guantánamo) el son se bailaba en tiempo.

(Bailar a contratiempo es hacer el básico de salsa cubana arrancando en tiempo 2)

Es curioso como la cadeneta proviene de la contradanza (siglo xix).

La rueda no es una coreografía como tal, el director de la misma va improvisando las figuras a marcar a los bailadores en función de su propio sentimiento en ese momento.

Es eso probablemente lo que ha propiciado su éxito, el hecho de no ser un baile preconcebido, con unos paso predeterminados de antemano. Su flexibilidad para incluir nuevas tendencias. incluso el reggaeton, en tiempos más contemporáneos, está entrando en ella (salsatón), tanto en grupo como en pareja.

Rosendo González será otro de los prestigiosos bailarines de casino y directores de rueda que incluyan maestría en el desarrollo de todo esto que se llama ahora salsa cubana.

En uno de los documentales que he visto, a los creadores del casino, casi les molestaba que se le llamase salsa (concepto americano), aunque lo acepta como forma de que lo entienda el gran público.

Nota: sería bueno comprender cómo la timba como género musical, ha crecido en consonancia con el desarrollo del baile en cuba.

A partir de su expasión al mundo entero, las ruedas, como la salsa en general, se han ido sofisticando hasta hacer de ellas algo digno de bailarines profesionales. Macro-ruedas de miles de personas estilo record guiness, shows, congresos (como el Salsanor Rueda Congress), etc.

Y en general, casi todos los bailadores de salsa actuales, me atrevería a decir que son capaces de participar en una rueda sencilla.

Epílogo: Rueda de casino en Madrid

Cuando empecé a bailar en 2012, veía alguna que otra rueda en discotecas como Ramdall. Más tarde, he participado en muchas, especialmente quedando en grupo, ya sea en PincelTropical House, Bongos, etc.

También he disfrutado de ruedas en la playa de Cullera (llena de madrileños). No recuerdo ningún otro evento grande en las que las haya hecho.

Y aparte de un intensivo que he hecho en julio de 2018 y de talleres que he dado en alguna sala, lo que más he visto ha sido master classes, o hacer algo de rueda al final de una clase de salsa cubana.

Creo que la esencia del baile en Madrid, está yendo por derroteros totalmente distintos a lo que el casino significó, y personalmente me da un poco de pena. Es más, diría que no son muchos los que saben que la salsa cubana actual, como baile, proviene del casino.

He tenido la ocasión de conocer la Rueda AlmaZenada, de la mano de Enrique Solla, que sin ser una sociedad o compañia al uso, me ha hecho ver que todavía hay gente que le pone entusiasmo al asunto.

De hecho, en el AlmaZén de los sentidos hacen cosas majas relativas al mundo-rueda en general.

Desconozco si en un tiempo, y con el trabajo de algún que otro patricarca, la rueda cubana podrá volver a ocupar parte del espacio al que se dedican las salas de baile.

He escrito varios artículos a este respecto: Quiero rueda de verdadCompañías de rueda ¿Triunfarían en Madrid?.

Volver a Qué es la salsa