salsa romantica que cara se vende - relatossalseros.wordpress.com

Salsa romántica: Qué cara se vende

Esta semana ha vuelto hacer directo en Madrid Héctor Flavio. No he podido ir a verle (asignatura pendiente que tengo), pero lo de ir a un concierto de salsa romántica me apetecía bastante.

Ya hablé de lo que pensaba de la pura salsa romántica en noviembre. Hoy en el saco de la romántica, incluyo toda la salsa comercial hecha a partir de los 80 previa a la fusión con el reggaeton que mencionaba Mara en su relato. Pero es que para mí esa otra es salsatón (salsa con reggaeton).

En mis inicios en el mundo-salsa recuerdo clases sonando Gilberto Santa Rosa, La India, Micky Taveras… y aunque no sé si las ponían para hacernos más fácil la figura, me encantaban. También recuerdo noches inolvidables en Azúcar y en Pincel con estas melodías.

En esta última sala escuché Turn off the lights (La India) por primera vez. Canción de esas que se te quedan ahí dentro…  no podría describir lo que sentí en ese momento. Recuerdo que era tarde, quedábamos pocos y muy salseros.

Salsa romántica, esa que te ponen en muchas sesiones SBK, pero que convive con un mínimo de 20 minutos de bachata y kizomba, que junto con mambo y timba hace que cada minuto que la disfrutas en pista salga a precio de oro.

Porque en Madrid, si una noche quiero salir a bailar y no te apetecen ni bachata ni kizomba, me tengo que meter en sesiones de salsa dura (Mafia guaguancó, Sandunga…) que me encantan, pero termino echando de menos algo de romantiqueo (más allá del de la época o de un algún bolero). De hecho, se lo comenté a uno de sus DJs hace poco.

En la segunda anunciaban algo de romántica el sábado pasado, pero terminaron recalcando que sería sólo media hora (como si cuidaran su identidad). Hablaré de esto de los públicos más adelante.

También hay congresos de timba en los que me pasa lo mismo. (Nota octubre 2019: He conocido sesiones timberas este año).

En Azúcar parece que no ponen kizomba… y hay alguna sesión de cubaneo que me falta por conocer, pero me da que va a ser demasiado timbera para mí.

Está claro que hay muchos tipos de salsero. Y será que yo no soy de los 100% made in new york 70s ni cubano de pura cepa. Sigo al Club de la salsa romántica en FB… no sé…

Los que vivieron el inicio del baile latino en Madrid, cuentan que hace una década sonaba salsa toda la noche: comercial en sesiones, y salsa dura y mambo en congresos. Qué época más buena… yo probablemente hubiese alternado para disfrutar toda la variedad.

En cualquier caso, seguro que el minuto de salsa romántica salía mucho más barato.

turn off the lights sentimiento - relatossalseros.wordpress.com
no sabría definir lo que sentí la primera vez que bailé «turn off the lights» de «la india» en la pista de pincel. sin embargo, si quiero evitar bachata y kizomba (no las disfruto), casi todo lo que encuentro son sesiones de salsa dura o muy timberas.