Sesiones miticas - Relatos Salseros

Sesiones míticas

Es curioso pero, después de casi 7 años de conocer Cats, y de más de 2 años y medio escribiendo, había hablado muy poco de esta sesión más allá de su página en la sección de salas de baile y alguna mención en otros relatos.

Por cierto que, al igual que hay personas que me han contactado antes de escribir sobre sus sesiones (o yo a ellos), ni conozco a la persona que lleva Cats, ni conocía a la que llevaba Jowke cuando escribí sobre ella, ni a Cumbanchero cuando hablé de Sandunga por primera vez (entre otros).

El relato de hoy es de esos que me gusta escribir, porque Cats es una de esas salas que el día que cierre, se llevará con ella el recuerdo de miles de madrileños que hemos hecho allí nuestras primeras quedadas, y a la vez ido cerrar la semana con una sonrisa en la boca ya bailando más. Mejor dicho, a abrir el lunes.

Llevaba un tiempo sin ir por allí, hasta que el domingo pasado (septiembre) volví a entrar en esa sala impactante, esa que te hace ver el escenario desde la puerta como si hubieses entrado a un concierto de un artista de los grandes.

Caminé hacia la pista pensando A ver qué pasa hoy, y digo esto porque estos meses atrás, quizás la había visto un pelín más floja que otras veces. Pero al poco de bailar unas salsas y ver bailar unas bachatas, aquello empezó a encenderse, y vaya que si cogió calor: Música, nivel de baile, sabor, ganas de pasarlo bien

Me comentaba Sergio Álvarez, que andaba por allí una vez más dándole nivel a la pista, que una vez pasado el verano, en el que las terrazas cobran más protagonismo, Cats volvía a ser la sesión de siempre.

De vuelta a casa, mi reflexión fue nítida: Hay sesiones que, hoy por hoy siguen siendo un referente. La amplitud y elegancia de su sala, su localización entre Moncloa y Vallehermoso, sus RRPP que llevan años en el mundo-baile…

Decía un ex-compañero mío de trabajo, que los ingleses consideran 3 factores a la hora de valorar un inmueble: Localización, localización, y localización.

Sin ser tan talibán como él, algo de ello escribí cuando mencioné por primera vez La burbuja SBK, haciendo referencia a que cuando pinchó la inmobiliaria, hubo zonas (como el Barrio de Salamanca) en las que los pisos no perdieron valor.

Con esto no quiero decir que otras sesiones de las que he hablado, no vayan a seguir teniendo muchísimo éxito, de hecho, las hay con salas 100% salsa, que es algo a tener muy en cuenta para un salsero como yo (no recuerdo si la proporción salsa/bachata en Cats fue 2/3 o 2/4,).

Pero como comento en el apartado de salas y sesiones, creo que no hay un bailador madrileño que no haya pasado por Cats, y sin duda es todo un símbolo de esta ciudad en lo que a baile se refiere. Desde mi punto de vista, una sesión mítica.

Cats Sesion Baile Salsa SBK Mitica Madrid - Relatos Salseros