Bailar elegante bailar sensual La vieja y la nueva escuela - Relatos Salseros

Bailar elegante, bailar sensual: La vieja y la nueva escuela

Siendo dos cosas bien distintas, para mí no hay nada más sensual que bailar elegante, sin embargo entiendo que haya quien prefiera otro tipo de sensualidad.

De hecho, el baile no es si no el reflejo de la sociedad, de su forma de celebrar, de expresar su arte. Y en gustos, creo que va muy intrínseco al individuo.

Shango Baila 2021 - Un Swing en La Habana - Publicidad - Relatos Salseros

Yo, por elegancia en el casino (salsa cubana), entiendo su parte heredada del son. En la línea, lo que me recuerda al ballet, y en bachata, los ochos y otros pasos que parecen venir del tango dentro de la bachata Madrid (que dirían Javier Murillo y José Bailamisón).

De alguna forma, todo lo que veo elegante tiene su origen hace más de un siglo, aunque en la fusión con lo latino y lo norteamericano (rock & roll y sus figuras) creo que se ha evolucionado bastante bien.

Sin embargo, al ver cómo la salsa ha evolucionado hacia formas más sensuales como el reggaeton, y la bachata hacia la bachata sensual, cabría preguntarse en qué momento se produce ese cambio en el sentir popular.

Pienso que actrices como Lauren Bacall o Rita Hayworth, sedujeron a nuestros abuelos con lo que se entendía entonces por elegante y sensual, mientras que en los 80 con iconos como Kim Basinger, y en los 90 con Sharon Stone o Kate Moss cambia el concepto, y con ello puede que lo relativo a la salsa.

Por algún motivo, la bachata tardó un poco más en girar en su estilo, quizás primero tuvo que entrar de lleno en el salón.

De cualquier modo, en casino (que es donde más cómodo me muevo), creo que todos ganaríamos mucho si hiciésemos un esfuerzo en agarrar la elegancia de los antiguos bailadores de son, cualesquiera que fuesen las figuras con que aderezásemos nuestra salsa.

Ahora bien, sin obsesionarnos demasiado en ser lo que no somos… y esto aplica también a la bachata sensual. Decía mi amigo Paco Uceta, que sensual pueden bailar algunos, como Rachel Brice o Habibi Lal (ambas bailadoras de danza oriental). Veo acertada su reflexión, aunque asumo que todos tenemos una sensualidad por desarrollar en nuestro baile.

Habrá que ver hacia donde se mueve todo esto. Hace unos meses, una profesora daba un taller de bachata romántica, y recuerdo que me comentó que era una variación un poco menos sensualMe pareció curioso, porque en salsa es lo mismo la romántica que la sensual.

Yo diría que la edad del bailador, también marca lo que nos va pareciendo elegante y sensual. En los 90 he gastado alguna prenda que hoy sólo se la recomendaría a mi peor enemigo.

Y aunque he escrito que el salsatón y los nuevos estilos se hacen necesarios para mantener el sector del baile, por algún motivo no termino de ver gente de cincuenta y tantos haciendo algunos movimientos pélvicos que requieren.

Algunos pensamos que la salsa necesita una nueva fusión mejor que el salsatón, puede que venga precedida de lo que marque la sociedad como elegante y sensual.

Elegancia y sensualidad en el baile (ii) - Relatos Salseros