la quimera de bailar salsa en castellana norte - relatossalseros.wordpress.com

La quimera de bailar salsa en Castellana norte

(Nota septiembre 2018: La sesión Maracas ha sido la que más he frecuentado en el último año. Creo que han conseguido un ambiente de baile extraordinario, pase lo que pase a partir de ahora)

(Nota septiembre 2018: Rumba volvió a abrir después de escribir este artículo, y no tengo claro si sigue abriendo en la actualidad. lleva unas semanas sin sesión)


Una de mis sesiones favoritas de los jueves era Rumba, en la sala New Garamond, en pleno corazón del centro financiero de Madrid. Según entrabas, el sitio te sobrecogía por su tremenda amplitud y elegante decoración. Hace mucho tiempo que cerró.

Hará unos meses, cuando entré en Maracas por primera vez, me quedé tan impactado que decidí dedicarle un artículo al local.

En este segundo caso, todo ha ido a peor últimamente. las despedidas de soltero y el mix de gente salsera y no salsera, están haciendo que cada vez lo vea menos como una sala de baile.

Para colmo, cuando esta mañana hablo con el jefe de sala para hablar con él de otros asuntos, me dice que no sabe si se va a desvincular del local, lo que me ha llevado a preguntarle por el formato de sala que va a quedar. Ha preferido reservarse su opinión porque no lo tiene claro.

Desconozco cuánto cuesta el alquiler de un espacio como New Garamond o como el Teatro Bodevil (sesión Maracas) en la zona en la que están y con los metros que tienen, pero no parece que el mundo-salsa sea capaz de absorber los costes que conllevan y a la vez, dar el beneficio que de ellos se espera.

Mi experiencia me dice que el salseo en Madrid no es algo frecuentado por gente a la que le sobre el dinero, lo que me lleva a pensar que, dado que el bailarín no acostumbra a beber, una subida en el precio de la entrada para compensar el «no consumo«, podría ahuyentar a gran parte del público.

Y si para compensar la necesidad de ingresos, tienen que empezar a meter «pachangueo», el sitio va a perder en encanto de cara a muchos de los que salimos a bailar.

Guapeame también está por la zona, pero está muy lejos de llegar al nivel del que hablo hoy.

A lo mejor es que no se puede. Igual simplemente el mundo-salsa no da para locales como los que he mencionado. Puede que bailar salsa en una sala espectacular en castellana norte, sea simplemente una quimera.