salsear por la tarde - relatossalseros.wordpress.com

Salsear por la tarde

A fecha actual, conozco dos sitios que me gusten en los que bailar salsa por la tarde en fin de semana en Madrid, el AlmaZén de los sentidos y El ratón. Y aunque no hagan sesión todos los fines de semana, cuando lo hacen me parece que merecen mucho la pena.

Me estoy refiriendo a baile social, no a hacer talleres, por si alguno está pensando en Cats o en Cocobongo.

Me consta que hay más, como los salsódromos y otros saraos más alternativos, pero no he ido y no tengo claro que sean lo que busco.

El primero de los sitios, en su sesión La mafia del guagancó, arrancó el social el sábado a las 19h. (más menos) el día que estuve. Tiene un tamaño mediano-pequeño, y la gente se viste como si de una sesión nocturna se tratase.

El segundo, permite estar bailando un domingo a las 16h. En realidad es una escuela de baile que organiza eventos allí mismo. La sala es bastante pequeña, y la gente se viste menos, aunque se ven zapatos de baile.

Y en ambos casos, hablo de salsa en estado puro (no SBK).

De mi viaje a las vegas, uno de los recuerdos que guardo en mi retina es el de ver los casinos hasta arriba de gente tomando copas y jugando partir de las 17h., y aunque el sarao dura toda la noche, el que quiere puede hacerlo desde que se despierta.

Hablaría también de la ruta fiestera de los 90, pero ahí se mezclaban los que querían salir pronto con los que no querían volver desde la noche anterior.

En lo que a baile se refiere, me parece fantástico no tener que trasnochar para hacer lo que me gusta.

Y no estoy hablando de sitios de viejunos estilo Cha 3, El AlmaZén tiene gente de entre 30 y 50, y El ratón reune desde veinteañeros a público de mediana edad.

Los sábados, la noche tiene mucho encanto. que te den las tantas bailando… plan cena-salsa, y no lo voy a criticar porque lo disfruto cada finde.

Pero son unos cuantos ya los que me hablan de pereza de esperar hasta la 1h. para empezar a bailar, y a algún que otro conocido le he visto irse para casa después de cenar por ello. O ni siquiera salir si no hay un «previo».

Lo de los domingos en invierno ya es otro cantar. Y mira que me gusta cerrar la semana bailando… pero salir ya de siendo noche y madrugar el lunes, hace que a veces te plantees Cats o Cocobongo (grandes sesiones ambas).

No sé si el mercado da para albergar los dos tipos de plan, pero sería de cine poder hacer uso de ambos todas las semanas.

bailar sin trasnochar - relatossalseros.wordpress.com
me parece fantástico no tener que trasnochar para hacer lo que me gusta, que es bailar.