Relatos Salseros - Icono Audio

Ver bailar a dos jóvenes (podcast)

Qué bonito es ver bailar a dos jóvenes cuando lo hacen bien. Me da igual salsa que bachata.

Es hermoso también, ver bailar gente mayor, de hecho, demuestra muchas cosas, pero la juventud tiene algo.

Grupo Salsa Flamenco FB - Relatos Salseros

Hay un aura especial que rodea a una pareja de veinteañeros bailando con complicidad y arte. Porque seamos sinceros, no te mueves igual con veinte que con cuarenta, y mucho menos que con sesenta.

Además, la juventud contiene belleza. Sería cínico negarlo. Hay muchos tipos de belleza, como la emocional, pero de la física se dispone más cuanto más joven eres. Y bailar, cuando se ve desde fuera, es algo con un alto contenido estético.

El vestuario, las formas, la plasticidad… todo acompaña, todo queda mejor en una pareja joven.

Quizás pienso así porque he empezado a bailar siendo ya mayor, y cuando comparo lo que veo hoy en las salas de baile, con lo que veía cuando tenía veintipocos en discotecas de otro estilo, me doy cuenta de que no tiene nada que ver lo uno con lo otro. No lo sé…

Quizás me hubiese gustado haber empezado a bailar mucho antes, y cuando veo gente joven, en realidad añoro no haberlo hecho yo cuando tenía su edad.

Quizás con los años, coges una perspectiva en la que te das cuenta de lo triste que es ver grupos de gente joven haciendo botellón y piensas: ¿por qué no aprendéis a bailar y tiráis las botellas a la basura?

Porque para bailar con arte, sobra del todo el alcohol. Sí… de eso no tengo duda. Puede que para según que estilo más afrocubano o callejero, una copa le pueda dar un toque de espontaneidad que le venga bien.

Pero de lo que yo hablo es de romanticismo implícito, de casi un previo a consumar de una forma más íntima. Y para eso, tienes que tener todos los sentidos puestos en lo que estás haciendo, sin distracción o desinhibidor alguno que te haga perderte el más mínimo detalle, sensación, o sentimiento.

Y es que, cuando una pareja de jóvenes hace todo eso en pista, se transmite hacia el que lo está viendo. Es imposible que le pase desapercibido al espectador. Es imposible quedarse indiferente ante algo así.

Si estás a tiempo de hacerlo, grábate en vídeo todo lo que puedas. Con los años te vendrán muchos recuerdos viéndote a ti mismo.

Créeme que, por muy bien que bailen otros, verte a ti mismo, tiene algo especial. Pasa con el fútbol, con el teatro, con un speech… sólo que bailar creo que es arte en su máxima expresión.

Volver al índice de Podcasts