Relatos Salseros - Icono Audio

Salsero: disfruta tu momento (podcast)

Hay un momento en tu paso por el mundo-salsa, en el que da igual la sala en la que estés, cuando entras, tardas 10 minutos en llegar a la barra o a la pista. Saludar y saludar y saludar.

En todas las escuelas conoces a alguien, da igual a la que vayas, alguien hay a quien conoces de bailar en pista, o que es amigo de un amigo. En la tuya, por supuesto, a casi todo el mundo.

Los congresos los vives como si fuese el último día de tu vida, no hay taller que no quieras hacer, no hay social que pierdas, aunque te flojeen las piernas de llevar todo el día bailando.

No hay fin de semana que no te apetezca bailar, y lo más importante, a tu entorno salsero le pasa lo mismo.

Yo diría que ese momento se da entre tu segundo y cuarto año en el mundo-salsa. El primero pertenece más a una fase de integración en la que estás aún un poco perdido.

Pero poco a poco, toda esa magia se empieza a desvanecer. Muchos de los que buscaban pareja, si la han encontrado, huyen de ambientes en los que haya tanta relación interpersonal, y si no la han encontrado, toman otras vías para conocer gente.

O simplemente se cansan, se cansan del mundillo, puede ser porque no disfruten la salsa en sí.

Por el motivo que sea, llega un momento en el que sales a bailar un fin de semana, y de tu vieja guardia sólo ves a 4 o 5 de ellos en la sala en la que estás. Vas a un congreso en el que años atrás no parabas de saludar, y de casualidad te encuentras con un conocido.

No digo que no sigas conociendo gente, pero no es lo mismo que con el grupo con el que empezaste a bailar. No tiene nada que ver lo que sientes con ellos, que con otros que acabas de conocer.

De hecho, tú tampoco eres el mismo. Y es lógico… la ilusión por las cosas tiene una curva de subida y una de bajada. Todo se hace más rutinario, y eso le quita emoción a cualquier aspecto de la vida.

Y no vas a poder dar marcha atrás al reloj. Y quizás no seas consciente de lo feliz que has sido en ese momento cúspide, hasta que veas se va desvaneciendo poco a poco.

Así es… un domingo cualquiera, irás a Cats y sentirás la nostalgia de años atrás en los que por norma, había 20 o 30 personas de tu grupo, y al resto, a casi todos les conocías de vista.

Será como volver a tu pueblo y que todos tus amigos de la infancia estén casados y con hijos. Para ti no será el mismo pueblo, ni la misma discoteca, ni el mismo futbolín…

Ya he dicho en otro podcast que no se extrañan los sitios, se extrañan los tiempos, los momentos. Cats seguirá ahí (o no), pero para ti, no será lo mismo que antaño.

Así que, si estás en tu momento, disfrútalo con todas tus fuerzas. disfruta tu momento salsero.

Disfruta, porque lo de los congresos es algo que pasa de ser la leche, a ser algo que ves como una maratón de la que ya sólo te interesan los sociales y los shows, y según qué shows…

Porque cada vez irá siendo más fácil que después de cenar te apetezca tomar una copa o volver a casa, en vez de pasar la noche en la pista de baile.

Porque llegará un momento en que ver flyers de discotecas de salsa en Facebook, te dará como pereza. Te resultará ver siempre lo mismo: Una chica espectacular, cosas luminosas, mensaje de fiesta.

Porque habrá un punto en el que hayas visto tantos vídeos nuevas parejas de profesores haciendo su figura, que te resultarán todos iguales. Muy pocas cosas te sorprenderán.

Porque tú mismo sentirás que en clase, ya no te lo pasas tan bien como antes, y hasta en algunas, terminarás mirando el reloj. y, al menos en mi caso, lo que más disfrutes sea el ratito en el que ponen música.

No sé cómo se dará todo esto en las nuevas generaciones de gente joven que está entrando en el mundo-SBK, pero mi experiencia en el mundo-salsa, es lo que narro hoy lo que me dice.

Volver al índice de Podcasts