congresos de salsa que dan bachata - relatossalseros.wordpress.com

Congresos: Si me vendes salsa, no me des bachata

No sé en qué momento del último congreso de (no) salsa en el que he estado, fue en el que entendí de algún modo, lo que habían sentido los asistentes a otro congreso celebrado parcialmente en Madrid meses atrás: Sensación de frustración.

Yo no soy quien para decirle a la gente lo que tiene que vender. Si alguien quiere vender bachata o kizomba, es perfectamente comprensible. Pero si venden un congreso de salsa y luego dan bachata, entonces me están decepcionando. (Hablo del que organiza el congreso, no del RRPP que vende los full-pass).

Y cambiarle el nombre al congreso unos días antes de celebrarse, no exime de estar haciendo un engaño si han vendido los full-pass como congreso de salsa, las redes sociales vendían salsa, y hasta la pulsera del congreso reza que es de salsa.

Así que, haciendo cuentas con Marta el otro día, resulta que nos hemos hecho unos cientos de kilómetros (ida y vuelta) y gastado 100 euros en full-pass, 200 en hotel, 100 en gasolina, y el dinero de comer y cenar fuera el fin de semana (que por lo menos ha merecido la pena por ver amigos) para no bailar salsa.

Y bailar salsa no es que me manden a una de las salas pequeñas toda la noche, si no que la sala principal del social (de los sociales) rebose salsa.

Y digo esto porque encima, hace unos días tengo que leer en una red social a un profesional de todo esto del que tengo un muy buen concepto, sacar un talante dictatorial diciéndonos a los que cuestionamos las cosas, que nos adaptemos o que nos callemos y busquemos otros ambientes.

Creo que bastante hago con no dar el nombre propio de las cosas que cuestiono, porque ante semejante situación como la que describo hoy, bien podría estar escribiendo de otra forma.

Y no es algo que pensemos mi pareja y yo únicamente: mi amigo Edu me decía que por lo menos en los restaurantes donde hemos comido y cenado, había escuchado salsa de vez en cuando. Y el sentir de los que gustamos de bailar salsa, es el mismo en general.

De vuelta a Madrid, coincidimos con unas chicas que nos saludaron al ver que llevábamos la pulsera del congreso, y su sensación de frustración era la misma. Ayer me encontré con una de ellas en una sesión salsera (esta sí, de verdad) y me dijo que de haberlo sabido, no hubiese ido al congreso.

Hoy mismo hablaba con mi amiguete Jesús, y me decía que la organización le había confirmado que el congreso era de salsa. No doy más detalles por no extenderme…

En un país en el que últimamente, cuando sacas el full-pass de un congreso, tienes que asegurarte de que el hotel sea cancelable hasta 24 horas antes del evento (no voy a entrar en los motivos), lo que nos faltaba es que los que sí se celebran, te dejasen el cuerpo con sensación de frustración.

congreso bachata vendido como salsa - relatossalseros.wordpress.com
si compro el full-pass de un congreso de salsa, una vez allí debería encontrar la sala principal del social rebosando salsa.