octubre cuantos bajan del tren de la salsa - relatossalseros.wordpress.com

Octubre: ¿Cuántos se bajan del tren de las clases?

Llegó octubre, y me pregunto cuántos de mi entorno se bajan del tren de salseros de que siguen yendo a clases regularesYa hablé algo de esto nada más arrancar el blog.

De los más cercanos, por lo menos 2 personas sé que se caen. Suma y sigue a los de años anteriores…

Grupo Salsa Flamenco FB - Relatos Salseros

Me pregunto dónde quedaron esos arranques de curso en los que todos estaban (estábamos) como locos por seguir creciendo como bailarines… y me respondo yo mismo: guárdalo en tu retina como algo precioso e irrepetible.

En algún grupo whats… en el que estoy, la bajada va siendo considerable. eso sin contar a los que he perdido el rastro.

Por lo menos, con la gente que se sigue quedando en esos grupos, te sigues viendo en cenas bailongas cada cierto tiempo, y de alguna forma, siguen en contacto con el mundo-salsa: con los flyers se enteran de las salas que abren, de los congresos, se manda alguna figura de algún taller…

Además, mucha gente sigue yendo a salas aunque no vaya a clase.

Ahí las nuevas tecnologías han ayudado a que no haya una desconexión total, y a que muchos se queden o se reenganchen. El baile tiene un componente adictivo del que es fácil tirar en según qué momentos… y ver una figura de un pop-star de vez en cuando, o una foto de una quedada , hace trabajar el cajón de los sentimientos.

Aparte, el que más y el que menos, manda(mos) alguna foto de nuestras vacaciones, o de un chándal top-moda que vemos por la calle.

FB también contribuye a seguir ahí, aunque sea virtualmente. Ya escribiré centrándome en todas estas redes sociales…

No sería justo buscar un culpable a estas salidas, que en general obedecen a muchos factores: tanto escuelas como salas, nos ofrecen lo mejor que tienen.

Pero la verdad es que, el feeling que tienes cuando vas a clase con un grupo con el que has conectado bien, a veces es complicado encontrarlo con gente nueva. aunque a veces se consiga.

En mí, reconozco que el no terminar de engancharme a la línea, también contribuye lo suyo a alejarme de según qué personas.

Para el recuerdo, esas cervezas en terrazas en pleno septiembre a las 10 de la noche después de los intensivos de salsa II, creyéndonos los reyes del mambo escuchando: me veo bastante más suelto (¿para ir al baño?… dan ganas de responder ahora con los años).

Esos grupos ardiendo preguntando ¿quién va a ir a salsa I+ los martes a las 20:30h?… o ¿a alguien le apetece empezar a hacer línea?. Los que de repente veías con zapatos de baile en clase por primera vez…

Cómo cambia la cosa en poco más de un lustro… con todo, en mi caso, aunque en alguna clase no queden de los míos, saliendo seguimos bastantes. Ahí me siento afortunado.

ir a clase con tu grupo habitual - relatossalseros.wordpress.com
el feeling que tienes cuando vas a clase con un grupo con el que has conectado bien, a veces es complicado encontrarlo con gente nueva.