Orgullo SBK Estamos preparados - Relatos Salseros

Orgullo SBK: ¿Estamos preparados?

A lo largo de estos días se celebra la fiesta del Orgullo LGTBI, y aprovechando la ocasión, voy a hablar de este tema del que hace tiempo que me apetecía.

Hace ya unos meses, en una clase de salsa cubana vi que una chica se quedaba haciendo de chico. Lo primero que pensé fue que querría ser profesora y le tocaba aprender el rol de leader. Acto seguido me pregunté si sería gay y quería conocer chicas.


No tengo ni idea de qué porcentaje de la población lo es, pero igual no el suficiente para tener un ambiente SBK completo (salas, escuelas…) de forma análoga a las cadenas de gimnasios gay-friendly, o ambientes más houseros (desde los 90 recuerdo que estaban Xenon, etc.).

Sé que estoy preparado para estar en una sala de baile y que un chico me pida que le saque a bailar salsa porque me ha pasado. Y creo que en general, tanto los chicos como las chicas de mi entorno tampoco tendrían problema en que les sacasen a bailar.

A partir de ahí, la cosa se enreda mucho más, quizás por ese componente social del que tanto he hablado y con el que compartí opiniones con Stefanía Arias. Por ese porcentaje tan alto de gente que no baila por amor al baile.

Es más, sin llegar a ese componente, creo que algunos de los que estarían cómodos bailando una salsa con alguien de su género, quizás no lo estarían tanto bailando dos o tres. Y sin embargo no es nada raro sentir una conexión fortísima con alguien en pista, que nada tenga que ver con lo afectivo o sexual.

Pero hasta aquí la salsa, que yo personalmente podría bailarla hasta con una drag queen. Ahora viene la parte BK… porque si la bachata es más comprometida con sus ondas, la kizomba es ya harina de otro costal.

No voy a entrar en si bailaría (que lo haría) con más o menos pudor porque cada uno tiene su forma de ver el baile, y todas son muy respetables, pero no tengo claro que todo el mundo esté preparado para jugar en esa liga.

Y es curioso porque he visto a una profesora de renombre, hacer muchas veces de chico bailando kizomba. Desconozco su orientación sexual o si lo hace con alumnas suyas, o simplemente porque le da la gana. Dos chicos, todavía no lo he visto.

De Shine Mambo recuerdo un taller alucinante de Creatividad en la salsa en el que haciendo de chica me sentí realmente libre expresándome, y del que salí con la idea de aprender a bailar como chica para tener esa experiencia: ¿Me atrevería en tal caso, a ir pidiendo que me sacaran a bailar?

Es todo muy complejo, a raíz de una publicación de un profesor hace un año en la que sugería que las chicas se animasen a sacar a bailar a los chicos, me comentaron que cuando hacen eso, nos creemos que quieren algo más.

¿Estamos preparados para un Orgullo SBK?

Bailar BK con otro hombre - Relatos Salseros